fbpx

UAQ incluirá servicio de fisioterapia y atención en salud mental en clínica COVID

La Clínica de Atención Integral COVID-19 de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), incorporará dentro del procedimiento de exudado faríngeo para la detección del virus de SARS CoV-2, y la muestra de sangre para la identificación de anticuerpos, el servicio de rehabilitación con fisioterapia para personas que han padecido la enfermedad, así como la aplicación de un cuestionario de salud mental. 
 
De acuerdo con la Dra. Teresa Garcia Gasca, rectora de la Máxima Casa de Estudios del estado, el servicio de fisioterapia será aplicado con el objetivo de que las personas que hayan cursado la enfermedad con sintomatología grave, eviten secuelas físicas; mientras que el cuestionario, es con la finalidad de que se tomen acciones respecto al tema.
 
De igual forma, la Rectora refirió que actualmente, en el protocolo, se tienen incorporada la evaluación nutricional del paciente, lo que permite relacionar su estado de nutricio con la reactividad de las personas, ya que se ha detectado una mayor sensibilidad a la infección cuando hay comorbilidades como la obesidad, hipertensión y diabetes.
 
Asimismo, informó que desde el inicio de la 4ta etapa de tamizaje de detección de SARS CoV-2 -que inició el 17 de agosto-, se han procesado 984 pruebas para la detección del virus, de las cuales 157 personas resultaron reactivas, es decir, un 15.96 por ciento; mientras que 926 muestras se han analizado con la prueba serológica, de las cuales 516 dieron positivo a la presencia de anticuerpos del patógeno, lo que se traduce en un 55.72 por ciento de positividad.
 
La Dra. Teresa García Gasca comentó que el porcentaje de reactividad, tanto al virus, como la positividad de personas expuestas a este, es alto; sin embargo, consideró que son varios los factores que pueden incidir, entre ellos, la movilidad que ha aumentado en el estado debido a la reactivación económica.


“Algunas personas pueden relajar las medidas de sana distancia, pero el virus es muy contagioso, tiene un índice muy alto de contagio, por lo cual me parece indispensable que sigamos manteniendo las medidas de sana distancia, el uso de cubrebocas, el lavado de manos, y todas las que ya conocemos actualmente y que nos han hecho saber las autoridades de salud para evitar el contagio, y sobretodo limitarse a ir a sitios concurridos, eso es indispensable”, señaló. 


Asimismo, la Rectora recordó que la Clínica -ubicada en Santa Rosa Jáuregui- atenderá por tiempo indefinido a las personas interesadas en realizarse la prueba, ya que anteriormente el servicio era gratuito, y actualmente se aplica con cuota de recuperación, el cual en el caso del exudado faríngeo, tiene un costo al público de 800 pesos y para comunidad UAQ, 560 pesos; para la prueba serológica, de detección de anticuerpos, y que requiere toma de muestra de sangre, cuesta 400 pesos al público en general y 280 a la comunidad UAQ; si se opta por la realización de ambas pruebas costará mil pesos al público en general, y 700 a la comunidad universitaria. Las personas *pueden* hacer la solicitud de su cita a través de la página www.uaq.mx/covid19, donde llenan un cuestionario y posteriormente se les manda el folio y horario a atender.
 
“Las pruebas se aplicarán el tiempo que sea necesario, este es un servicio que se queda de aquí en adelante para la población; en estos momentos estamos dedicados al COVID, pero más adelante podremos implementar otras técnicas de de detección para enfermedades infecciosas que son importantes y que eventualmente la UAQ pueda atender”, resaltó la Dra. García Gasca.
 
Asimismo, refirió que se ha dado seguimiento clínico a 331 personas, quienes han mostrado síntomas leves de la enfermedad. 
 
En cuanto al avance del desarrollo de la vacuna contra el COVID-19, la Rectora de la UAQ informó que estan por iniciar, la próxima semana, las prueba en animales de laboratorio (ratones, conejos y cabras), a través de las cuales se establecerán diferentes protocolos de trabajo.
 
“Se estudiará la inmunidad que se genere y también las posibles reacciones tóxicas o efectos adversos que se puedan presentar, y que es parte de lo que estamos obligados a reportar antes de iniciar pruebas en seres humanos”, destacó. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *