fbpx

CANACINTRA Inicia capacitación en línea

Ante la complicada situación que enfrentamos en el estado y en el país, la Canacintra continúa llevando a sus afiliados, la información necesaria para hacer frente a la contingencia, tanto en el aspecto sanitario, como laboral; aseguró Jorge Rivadeneyra Díaz, presidente de este organismo en el estado.


Lo anterior al poner en marcha las conferencias y cursos virtuales, que se desarrollarán del 30 de marzo al 2 de abril, “nuestro objetivo es trabajar para que continúe el buen desarrollo de la sociedad, pero también tenemos dentro de nuestras prioridades, al personal que labora en cada una de las empresas; por lo que, la primer plática este lunes fue: “Validez, ejecución e incumplimiento de obligaciones contractuales en tiempos de Coronavirus”.


Esta primer conferencia fue impartida por el despacho Sánchez Devanny; el presidente en Querétaro, de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, explicó que es necesaria la revisión de cada uno de los contratos, tanto laborales como comerciales que tenga cada empresa, de manera que pueda atenderse cada uno de ellos.


“En Canacintra seguimos trabajando por cada uno de nuestros afiliados, por eso hemos generado una serie de pláticas durante esta semana, que nos permitirán aclarar nuestras dudas en cuanto a la forma en que cada empresa habrá de afrontar la crisis que derive de la contingencia por el COVID-19, además de las diferentes maneras en que podemos también, aprovechar esta situación para innovar en nuevas prácticas dentro de nuestros negocios”.


En su oportunidad, Alfonso López Lajud, socio del despacho Sánchez Devanny, explicó que han visto que, derivado de la contingencia por el COVID-19, muchas empresas han empezado a analizar sus contratos o bien, a buscar la renegociación de sus relaciones comerciales, otras más han visto afectaciones en las cadenas de suministro, sobre todo, de los productos que vienen de otros países: “esto sin duda tendrá múltiples consecuencias adversas en el tema económico, generando una recesión a nivel mundial”.

Agregó que para la revisión de cada uno de los contratos que tienen las empresas, es necesario tomar en cuenta varios conceptos, uno de ellos es, si puede considerarse al COVID-19 como un caso fortuito o causa de fuerza mayor y mencionó que, de no existir este término en las cláusulas del propio contrato, deben atenderse las leyes aplicables al tema, ya que dijo, la persona afectadas puede pedir suspensión, diferimiento o cancelación de la obligación, sin responsabilidad alguna: “sí puede considerarse una casusa fortuita, pero el mensaje es que el análisis no es general, no aplica para todos los actos ni para todos los casos. Depende de qué tipo de contrato se celebró y si hay una cláusula que prevea estas situaciones, ya que de esto dependerá si la empresa cierra o sólo baja su producción”.


De igual manera, señaló que debe quedar claro que la contingencia, es la principal causa de cualquier incumplimiento de contrato, por lo que es importante en este punto: “reunir evidencias que recaben pruebas de la contingencia por COVID-19 y ser precavidos con qué información se cuenta y se comparte, en cualquier posibilidad de litigio; esto será necesario para saber desde cuándo empezaron los tropiezos de la empresa para cumplir con sus relaciones laborales y comerciales y cómo se informó de esta situación a los involucrados y una recomendación más, es la negociación del contrato y la revisión, si se cuenta con ella, de la póliza de seguro y si la cobertura incluye caso fortuito o fuerza mayor”.


“La pandemia por COVID-19, sí pudiera considerarse como un evento de fuerza mayor y, consecuentemente, liberar de responsabilidad por el cumplimiento de obligaciones al afectado; sin embargo, no en todos los casos, no para todos los afectados, dependerá en gran medida de la existencia de cláusula contractual que lo establezca; no siempre en la misma medida, ya que depende de la gravedad de la “imposibilidad” (total o parcial); las consecuencias serán distintas en cada caso; implica un análisis detallado y sólo si el incumplimiento es causa directa de la pandemia”.

Uno más de los puntos a considerar dentro de las revisiones contractuales dijo, es la teoría de la imprevisión: “existen situaciones imprevistas o extraordinarias en la vida de los contratos, que vuelven más oneroso el cumplimiento de obligaciones para una parte. Necesitamos cuidar a toda costa, no afectar las finanzas de la empresa”.


De igual manera, Alfonso López detalló que, entre los sectores más afectados por la contingencia se encuentran por supuesto, el de la construcción, que dijo, es el más golpeado; el de transportistas, manufactura, aerolíneas, turismo, espectáculos, sector restaurantero, deportes, instituciones educativas, empresas de servicios y las empresas de consumo; por ejemplo, los centros comerciales.

En el caso de la industria inmobiliaria y de los contratos de obra, el representante del despacho Sánchez Devanny, apuntó que las consideraciones clave son: “la vigencia de permisos y licencias: ver la posibilidad de solicitar prórrogas de permisos o la renovación de los mismos, para evitar clausuras; el pago de financiamientos: los que hayan financiado el proyecto desearán revisar si la capacidad del desarrollador para cargar la deuda, se verá afectada por retrasos de la obra”.


Además dijo, de la seguridad en el sitio de construcción, es decir, actualizar sus políticas de salud y de seguridad, para garantizar procedimientos adecuados que puedan desplegarse en caso de que la infección afecte el sitio de la obra y, los seguros, ya que en ocasiones, las pólizas pueden cubrir interrupción de negocios, pérdida de uso de los inmuebles o bien, la protección de pagos en caso de concurso mercantil.


Finalmente, explicó que el impacto de las consecuencias económicas para las personas, empresas y gobiernos, puede generar en nuestro país, un sinnúmero de casos de insolvencia e iniciación de procedimientos de concurso mercantil, como parte de una potencial recesión mundial; lo que los obligará dijo, a renegociar los términos contractuales, a la obtención de créditos, la reestructura de grupos empresariales, el comienzo de procedimientos de mediación, de concurso mercantil, con acuerdo de reestructura a acreedores.


Rivadeneyra Díaz destacó que los mil 200 afiliados con los que cuenta Canacintra, tienen la oportunidad de aprovechar los avances tecnológicos, de manera que esta contingencia sea una oportunidad, más que un obstáculo.


Recordó que las empresas registradas ante este organismo, generan la mitad de los empleos formales de la entidad, por lo que la Canacintra está en constante búsqueda, para llevar a sus afiliados, las herramientas necesarias para que cada empresario tenga un mayor crecimiento.


El 31 de marzo, a las 13:00 horas, el tema será: “Trabajo Remoto de manera confiable”; el 1 de abril, a las 9 de la mañana: “10 Tips para convertir al Coronavirus en una oportunidad para nuestras empresas” y a las 4 de la tarde: “¿Está su negocio listo para los clientes finales digitales?”.
El jueves 2 de abril, a las 09:00 horas, el tema será: “Economía circular” y a las 19:00 horas: “Marketing digital” y finalmente, el viernes 3 de abril a las 9 de la mañana: “La tecnología como tu aliada financiera”.


Para acceder a cada uno de los eventos, es necesario confirmar su participación a través del correo:ana.Herbert@canacintraqro.org.mx o al teléfono: 442 218 0418, ext. 213.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *